El otoño (junto con la primavera) es una época ideal para descubrir Mallorca y visitar esos rincones de aguas cristalinas que en verano están demasiado concurridos. Mejor aparcamiento, menos sombrillas desplegadas y temperaturas más agradablen hacen que los meses de septiembre y octubre sean los elegidos por muchos residentes y turistas para disfrutar de las playas mediterráneas y calas como Es Caló des Moro, donde solo los más madrugadores pueden abrir su toalla en temporada alta.

Quienes optan por estas fechas para recorrer la isla, notarán que el sol recién se pone sobre las 8 p.m., por lo que los días aún son largos y permiten un sinfín de actividades: pasar el día en una playa como Es Trenc, hacer una excursión por la Serra de Tramuntana, visitar pueblos del interior de la isla como los de la zona noroeste: Banyalbufar, Estellencs o Valldemossa (aquí lo típico es endulzarse con una coca patata); Deià (subir a lo más alto del pueblo para disfrutar de las mejores vistas), Sóller (sus helados tienen nombre propio) e incluso el monasterio de Lluc.

Palma, abierta todo el año

Y si lo vuestro es la ciudad, no dejéis de visitar la Palma cosmopolita, la capital balear. Tendréis la oportunidad de degustar un exquisito desayuno o merienda mediterránea en una de sus terrazas (zona centro y casco histórico de la ciudad), ir de tapeo por la zona de Sa Gerreria y Santa Catalina, ir de compras por las calles de Sindicato, San Miguel, Olmos, Ramblas, Borne y la codiciada Jaime III.

Mención aparte merece el Paseo Marítimo de Palma, desde el marinero barrio del Portixol, donde las terrazas se cuentan por decenas, hasta el Centro Comercial Porto Pi (el más antiguo de la isla, frente al mar) y el Castillo de Bellver, el único circular de Europa.

La isla también cuenta con una variada oferta cultural, desde el reputado museo Es Baluard sobre la misma muralla de Palma (si os apasionan las creaciones de Miró, no dejéis e visitarlo) hasta el programa de eventos del Auditòrium de Palma. También os hemos hablado en nuestro blog de la visita hitórico-gastronómica que ofrece el tradicional mercado de abastos Mercat de l’Olivar, así como otras visitas a la Catedral y al Ayuntamiento de Palma.

Arte MallorcaEn Cala Millor también pasan cosas

Además de nuestra tranquila ubicación en Cala Millor, donde se pueden dar largos paseos recorriendo el paseo marítimo que rodea la zona costera, en el noreste de la isla se encuentran Pollença y Alcúdia, dos poblaciones que cuentan con una recomendable incursión a su muralla medieval.

Cerca del hotel Villa Miel también tenéis a disposición un centro cultural con un calendario lleno de variadas propuestas, el Auditori sa Màniga. Podéis ver la programación en este enlace. Y no os olvidéis del fin de semana cultural que os ofrecemos disfrutar en Mallorca de la mano del pintor Miquel Seguer, para inmortalizar el otoño insular en óleo.

Por último, os recomendamos visitar los afamados puertos deportivos de la zona de Calvià: Puerto Portals y Port Adriano, con una oferta de restauración y moda que en otoño cuenta, además, con diversas actividades de ocio y entretenimiento.

Y vosotros, ¿echáis de menos alguna otra iniciativa? ¿Qué os gustaría hacer en otoño en Mallorca?

¡Esperamos vuestra visita!

Uso de cookies

Utilizamos cookies, propias y de terceros, para optimizar su visita y mejorar nuestros servicios mediante la personalización de nuestros contenidos y publicidad en base al análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR