Palma de Mallorca es una ciudad abierta al mar, el lugar de entrada a la isla hace siglos con una muralla medieval que rodea el llamado “casco antiguo de Ciutat”. El puerto de Palma es, hoy en día, uno de los más importantes del Mediterráneo, donde atracan los cruceros más grandes del mundo y donde fondean grandes yates internacionales. Es, además, punto de encuentro de prestigiosas regatas y ferias náuticas, como la mítica Copa del Rey, donde anualmente de reúnen miles de apasionados.

El alegre Paseo Marítimo de Palma se extiende de punta a punta de este puerto, que incluye tanto muelles comerciales como dársenas deportivas, así como el popular dique del Oeste, desde donde se obtienen unas vistas de la Bahía de Palma dignas de contemplar. En la zona del Moll Vell (muelle viejo), justo frente a la Catedral de Mallorca, se encuentra una animada zona comercial en expansión.

El turismo de cruceros también recala en el puerto de Alcúdia, en la costa norte de la isla, una de las zonas turísticas por excelencia. Desde aquí parten quienes se desplazan a la vecina isla de Menorca, así como a algunos puertos de la Península, por lo que cuenta con una dársena comercial y otra de embarcaciones menores. Si paseáis por esta zona, podréis distinguir un muelle pesquero y un puerto deportivo.

Podéis saber más sobre estos dos puertos, considerados de interés general y gestionados por la Autoridad Portuaria de Baleares en este enlace.

Pequeños puertos con encanto propio

Pero en la isla balear no faltan otros puertos que destacan por su historia y encanto, como el de Sóller, ubicado junto a la playa de este popular pueblo de la Serra de Tramuntana. Famoso antaño por ser frecuentado por piratas y corsarios, anualmente acoge una recreación festiva de la batalla de moros y cristianos de 1561, con victoria de los sollerics. Ver más.

Existen otros más pequeños pero muy especiales y que merecen una visita, tanto por su historia como por su ubicación privilegiada en el Mediterráneo, como el de Porto Cristo, en la costa de Levante de la isla. Pero la palma se la lleva otra vez la Serra de la Tramuntana, gracias al puerto de pescadores de Valldemossa, con un paisaje único por su belleza, y el familiar Port des Canonge, en el municipio de Banyalbufar, tan visitado por residentes como turistas que aprecian su playa de rocas y algas.

En el suroeste de la isla se alza el puerto de Andratx, con un gran asentamiento de turismo residencial, y muy visitado tanto en verano como en invierno por ofrecer un agradable paseo con numerosos restaurantes y terrazas desde los cuales contemplar bellas puestas de sol. Además de un puerto pesquero tradicional, cuenta con un puerto deportivo con cientos de atraques. Podéis perder toda una jornada paseando por aquí.

Pero el ocio y las compras también tienen su lugar en dos exclusivas marinas ubicadas en el municipio de Calvià: Puerto Portals y Port Adriano. Puerto Portals es un prestigioso complejo náutico y de ocio visitado principalmente por turistas europeos, que cuenta con una oferta gastronómica de alto nivel, además de boutiques de moda, negocios náuticos e incluso agencias inmobiliarias. Consultad todo lo que podéis hacer pinchando en este enlace.

Port Adriano, por su parte, es un moderno puerto concebido para yates de gran eslora, en el que se ofrece todo tipo de servicios náuticos, una gran selección de tiendas de lujo y exquisitas experiencias gastronómicas. Saber más.

Si visitáis Mallorca, no dejéis de recorrerlos, pues cada uno tiene su encanto, con una historia, unas vistas y un día de ocio que ofrecer. ¡Bienvenido a Mallorca!

Uso de cookies

Utilizamos cookies, propias y de terceros, para optimizar su visita y mejorar nuestros servicios mediante la personalización de nuestros contenidos y publicidad en base al análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR